erroresortograficos.com.

erroresortograficos.com.

Cómo poner comillas en títulos y subtítulos

Cómo poner comillas en títulos y subtítulos

Cómo poner comillas en títulos y subtítulos

La manera de colocar comillas en los títulos y subtítulos de los textos es una cuestión que en muchas ocasiones puede generar confusiones. Si bien es cierto que las comillas son un recurso básico de la literatura, su uso correcto en el ámbito editorial puede resultar confuso para algunos.

En este artículo, abordaremos diferentes aspectos que deben tenerse en cuenta a la hora de utilizar las comillas en los títulos y subtítulos. Conocer las reglas básicas para su aplicación evitará que cometamos errores gramaticales y ortográficos que resten calidad a nuestras publicaciones.

¿Qué son las comillas y para qué se utilizan?

Las comillas son signos ortográficos que tienen como función delimitar el contenido de un fragmento en un texto escrito. Sirven para indicar que se está reproduciendo una cita textual, indicar una palabra que se está utilizando de manera irónica o resaltar una palabra o grupo de palabras que se quiere destacar.

En principio, se debe tener en cuenta que las comillas deben ser reservadas para situaciones concretas y que su abuso puede resultar contraproducente en la lectura de un texto.

Comillas en títulos de obras literarias

Al referirse a títulos de obras literarias, las reglas son claras. Si nos estamos refiriendo a novelas, poemarios, ensayos, entre otros, deben ser escritos en cursiva y no necesitan ser destacados con comillas.

Por otro lado, cuando se hace referencia a los títulos de cuentos, capítulos, artículos o ensayos cortos, se hace uso de las comillas para distinguirlos del resto del texto. Así, por ejemplo, "La metamorfosis" (novela) se escribiría en cursiva mientras que "Un artista del hambre" (cuento) llevaría comillas.

Comillas en títulos de películas

El uso de comillas para referirse a títulos de películas, series o programas de televisión, también puede resultar confuso en algunos casos. Las normas básicas indican que los títulos de películas, series, y emisiones de radio y televisión se escriben en cursiva.

Sin embargo, cuando se quiere mencionar alguna parte o episodio de una serie o un programa de televisión, se hace uso de las comillas. Por ejemplo: "El episodio de la boda" (Friends), "El especial de Navidad" (Doctor Who).

Comillas en subtítulos

Los subtítulos son aquellas frases o palabras que complementan al título y que se colocan debajo del mismo. En general, no es necesario utilizar comillas en los subtítulos, a menos que se esté haciendo referencia a una frase o a una cita. En este último caso, sí se utilizan comillas para diferenciar las palabras textuales del autor de las propias.

Comillas para resaltar palabras

En muchas ocasiones, se utilizan comillas en un texto para destacar una palabra o grupo de palabras que se consideran importantes o que se están utilizando de una manera especial. En este caso, lo recomendable es emplear las comillas dobles (“…”).

En cambio, si queremos resaltar una palabra dentro de otra, se pueden utilizar comillas simples ('…') para resaltar la palabra en cuestión. Por ejemplo: El término "democracia" es muy utilizado hoy en día para explicar los sistemas políticos, pero a veces se utiliza de forma equívoca.

Conclusión

A la hora de utilizar las comillas en los títulos y subtítulos de un texto, es importante comprender las reglas básicas que regulan su aplicación. En términos generales, podemos afirmar que los títulos de obras literarias se escriben en cursiva y que, cuando se hace referencia a los títulos de cuentos, capítulos o ensayos cortos, se utilizan las comillas.

Lo mismo sucede con los títulos de películas, series y emisiones de radio y televisión, que también se escriben en cursiva. En cuanto a los subtítulos, en general no necesitan ser resaltados con comillas, excepto cuando se hace referencia a una cita textual.

Finalmente, recordemos que las comillas son un recurso importante de la escritura, pero es necesario utilizarlos de manera prudente y con criterio, de lo contrario se corre el riesgo de generar confusión en lugar de claridad.