erroresortograficos.com.

erroresortograficos.com.

Dudas sobre el acento en los pronombres demostrativos

Dudas sobre el acento en los pronombres demostrativos

Dudas sobre el acento en los pronombres demostrativos

En la gramática española, los pronombres demostrativos son aquellos que señalan o indican de forma precisa la ubicación en el espacio de la persona, cosa o idea a la que se refiere el hablante. Estos pronombres son muy comunes en español y se utilizan constantemente en la comunicación oral y escrita. Sin embargo, su correcta escritura puede generar dudas en los hablantes que no tienen un conocimiento profundo de la ortografía de la lengua castellana.

Uno de los aspectos que más confusión genera en relación a los pronombres demostrativos es el uso del acento. Mientras que la mayoría de los pronombres no llevan tilde, existen ciertas formas demostrativas que requieren el uso correcto de la acentuación para evitar errores ortográficos y gramaticales. En este artículo detallaremos cuáles son estas formas y en qué situaciones es necesario acentuarlas.

Pronombres demostrativos sin tilde

En primer lugar, es importante conocer cuáles son los pronombres demostrativos que no llevan tilde. Estos son: este, ese, aquel, estos, esos, aquellos, esta y esa. Aunque en ciertos dialectos hablados se pueda oír una ligera acentuación en la pronunciación, según las normas gramaticales, estos pronombres siempre se escriben sin tilde.

Cuando estos pronombres se utilizan como adjetivos demostrativos, es decir, acompañando a un sustantivo, tampoco llevan tilde. Por ejemplo: "esta casa es muy grande", "ese perro corre muy rápido" o "aquel coche es muy antiguo".

Pronombres demostrativos con tilde

En segundo lugar, existen formas de pronombres demostrativos que requieren el uso del acento. Estos son los pronombres que se utilizan para sustituir a un sustantivo ya mencionado o implícito en el discurso. Estos pronombres son: éste, ése, aquél, ésta y ésa. La tilde en estos casos sirve para diferenciar al pronombre del adjetivo demostrativo.

Por ejemplo, en una conversación donde se habla de un libro, podríamos decir: "éste es el libro que mencioné antes". En este caso, el pronombre éste sustituye al sustantivo libro previamente mencionado. La misma lógica se aplica en los demás casos de pronombres con tilde.

Es importante mencionar que si estos pronombres se utilizan como adjetivos demostrativos, sin sustituir a un sustantivo, entonces no llevan tilde. Por ejemplo: "esta casa es mejor que aquella", "ese perro es muy juguetón" o "ésta silla es muy cómoda". En estos casos, aquella, ese y ésta funcionan como adjetivos y no como pronombres, por lo que no requieren tilde.

Acentuación de los pronombres demostrativos en situaciones especiales

Finalmente, existen algunas situaciones especiales en las que la acentuación de los pronombres demostrativos varía.

En los casos de los pronombres compuestos, como éste último, ése mismo o aquél otro, la tilde solo se coloca en la primera palabra. Por ejemplo: "éste último es el más grande", "ése mismo es el que vi ayer" o "aquél otro no me gusta tanto como éste". En estos casos, sólo la primera palabra, que es la que lleva el acento y por tanto se considera la más importante, se escribe con tilde.

Por otra parte, si se quiere hacer énfasis en el pronombre demostrativo, se puede escribir la tilde en forma de doble acentuación, colocando dos tildes seguidas. Por ejemplo: "No me gustó éso!!". En estos casos, la doble acentuación funciona como una forma de destacar la importancia del pronombre en ese momento determinado del discurso.

En conclusión, los pronombres demostrativos son fundamentales en la comunicación oral y escrita en español, y su correcta escritura es esencial para evitar errores ortográficos y gramaticales. Es importante conocer las reglas de acentuación aplicables a cada forma demostrativa para escribir correctamente.